mediacion

Nuestro despacho se caracteriza por estar especializado en gestionar y resolver conflictos, y para ello utilizamos todas las herramientas a nuestro alcance. De este modo, no sólo afrontamos los problemas desde el punto de vista legal, sino que contamos con experiencia en el ámbito de la mediación, que nos permite ampliar nuestras capacidades de trabajo y llegar a soluciones de consenso. Esto forma parte de la filosofía del despacho y su apuesta por el Derecho Colaborativo.

En particular, desarrollamos labores mediadoras en las siguientes áreas:

    • Mediación hipotecaria: Muchos ciudadanos han tenido que firmar préstamos hipotecarios para poder adquirir su vivienda. Ante posibles impagos de los préstamos hipotecarios, o las dificultades para afrontar los mismos, este servicio tiene como finalidad informar al ciudadano de los riesgos y posibles consecuencias que se pueden derivar de esta situación, así como servir de intermediario con el banco para poder encontrar soluciones óptimas para ambas partes, e independientemente de que se haya iniciado o no un proceso judicial.
    • Mediación civil y mercantil: Para cualquier situación derivada de relaciones jurídicas en el ámbito del Derecho privado, ya sean cuestiones estrictamente civiles (obligaciones y contratos, conflictos hereditarios) o bien mercantiles (contratación mercantil o derecho de sociedades, por ejemplo), y que se configura como un mecanismo alternativo en auge que puede servir para evitar un largo (y seguramente costoso) proceso judicial.
    • Mediación familiar: En este ámbito la mediación cobra una mayor importancia, teniendo en cuenta que las relaciones familiares perduran en el tiempo. De este modo, el conseguir acuerdos tiene una importancia esencial, sobre todo cuando hay menores involucrados y situaciones que pueden ir cambiando a lo largo de los años. Especialmente útil se configura la mediación para poder conseguir soluciones jurídicas de mutuo acuerdo, con el refuerzo que ello supone para las relaciones interpersonales de todos los involucrados.
    • Mediación concursal

      Cuando una empresa se declara en concurso, puede haber muchos acreedores afectados. De nuevo la mediación se configura como un instrumento útil para conseguir, de mutuo acuerdo entre todas las partes implicadas, la mejor solución para todos, de manera que todos (empresa – a través del administrador concursal –  y acreedores) puedan ver satisfechos sus intereses (o al menos buscar soluciones en este sentido), sin tener que acudir a los Juzgados de lo Mercantil, que están completamente saturados.

 

Llámanos al 960 067 735 , o bien escríbenos un correo a info@carmenpareja.com y te ayudaremos.